Don Ahmed: ¡Muchas gracias!

By 7 noviembre, 2014Crónica de Villanueva

Hace tan solo unos días, nuestro médico de los últimos 29 años, se ha jubilado.

Llegó allá por el 24 de septiembre de 1985, procedente de la comarca del Guadiato, acompañado de su esposa, doña Nieves y sus dos hijos pequeños Ibrahim y Mágida. Durante todo este tiempo ha dedicado su vida a desarrollar su vocación profesional, procurando y mejorando la salud de todos los villaduqueños. Una dedicación exclusiva y disposición total, siempre que fue requerido por sus pacientes.

A lo largo de estos 29 años, se ha ganado con creces el respeto y cariño de todo el pueblo. Su carácter y su sencillez han sido motivo importante para crear esta corriente de afecto entre él y todos los vecinos. Esto ha podido contribuir a que construya su casa aquí como señal inequívoca de que se siente a gusto entre nosotros.

Su esposa, doña Nieves, tiene instalada su consulta psicológica en el pueblo y es habitual verla pedalear por nuestras calles, pues es una amante del deporte. Sus hijos Ibrahim y Mágida, desde aquél 24 de septiembre de 1985 forman parte de la sociedad villaduqueña y son muy queridos y considerados por los jóvenes de la localidad por su excelente comportamiento y por su disponibilidad a colaborar en todo aquello que se les propone en los ámbitos deportivos y culturales.

No soy representante de nadie, pero me atrevo a asegurar que Villanueva del Duque se siente muy agradecida por la inmensa labor desarrollada, más allá de la simple profesionalidad, que es reconocida por sus compañeros en toda la provincia de Córdoba.
Doctor AHMED ZOUHER SARRAJ HOURRIE, disfrute de su jubilación, dedicando su tiempo a realizar aquello que su excepcional dedicación, no le permitió durante gran parte de su vida. Los villaduqueños seguiremos mostrándole nuestro afecto y nuestra consideración.

¡Feliz jubilación!

Miguel Barbero Gómez

1

Join the discussion One Comment

  • Carlos Juárez Puentes dice:

    Con mi respeto y reconocimiento mas sincero, agradecido de corazón por lo momentos ta agradables compartidos en días de trabajo.
    deseo que sigas como siempre con tu espíritu abierto a los demás, pero que tengas tiempo para dedicártelo a ti mismo, te mereces ser tu el centro de las atenciones.

    un abrazo grande, grande, de tu amigo Carlos.

Leave a Reply to Carlos Juárez Puentes Cancel Reply