FIESTAS Y CULTURA

1.PERRUNAS:

Se bate la manteca a mano hasta que esté suave. Seguidamente se echan las yemas sin dejar de batir. Se le añade azúcar, las raspaduras de limón y, para acabar, la harina. Con un molde se hacen las perrunas y se barnizan con las claras del huevo. Finalmente, se meten en el horno hasta que estén doradas.

2.HORNAZO:

Se prepara aceite refrito, se calienta éste hasta que hierva y cuando esté caliente se le añade la matalahúga y se deja enfriar. También se pueden añadir cáscaras de naranja seca cuando esté hirviendo. A la masa de pan se le añade el aceite refrito y, posteriormente, se mezcla todo con aguardiente. A continuación se entra en el horno pero justo antes se le unta el huevo batido y un poco de azúcar por encima. El tiempo que debe permanecer en el horno será hasta que se vea que está dorado. Como adorno se suele poner un huevo cocido en el centro.

3.OJUELAS:

Se calienta el aceite de oliva con un molde dentro. Una vez que el aceite esté bien caliente se saca el molde y se introduce en la masa, hecha con los huevos, el agua y la harina. Una vez que el molde está impregnado de la masa se introduce en el aceite hirviendo (sin que el molde se hunda del todo en el aceite) y se deja unos segundos hasta que se desprende la flor del molde. A continuación se saca la flor del aceite y se deja enfriar. Esta operación se repite hasta que se acaba la masa. Seguidamente se calienta la miel y en el mismo recipiente se mojan las flores una a una; una vez untadas, se colocan del revés para que se unten del todo.

4.ROSCOS DE POBRE:

Se mezclan los huevos, el aceite, la leche, el azúcar, el anís dulce y la nata, y se les va añadiendo harina, toda la que admitan, pero sin que la masa se ponga dura. Con esta masa se hacen los rosquillos y se fríen en aceite de oliva. Una vez fritos se espolvorean con azúcar.