FIESTAS Y CULTURA

II SEMANA DE
TURISMO RURAL

Desde el año 2005 Villanueva del Duque realiza anualmente la llamada “Semana del Turismo Rural”. Durante la misma todos los vecinos del pueblo se convierten en elementos activos para la promoción de la localidad y muestran a los numerosos visitantes, todo el espíritu, la tradición y el alma de un pueblo dispuesto a reivindicar sus orígenes, su patrimonio y sus recursos naturales y turísticos.

Durante las dos ediciones que se han organizado, la Semana tiene una serie de actividades comunes que constituyen la columna vertebral de la misma, son las siguientes:

1.JORNADAS DE TURISMO:

Destinadas a concienciar a los empresarios de toda la comarca, a la población en general y a los emprendedores, sobre los recursos y las potencialidades que ofrece la Comarca de los Pedroches en materia de turismo, así como la forma de explotarlos o mantenerlos. En la edición del 2006 las ponencias y mesas redondas tuvieron la siguiente temática: “Creación de productos turísticos en la Comarca de los Pedroches ”, “La Comarca como destino turístico”, “Creación de Paquetes Turísticos”, “La calidad en los destinos turísticos”, “Mercado Laboral y Sector Turístico” y “La Gastronomía como factor estratégico en la creación de un producto turístico”.

Destaca en cada edición la calidad de los ponentes, procedentes de las principales instituciones provinciales y diferentes empresas turísticas.

2.MUSEOS DE OBJETOS ARTESANALES, FOTOS Y OBJETOS ANTIGUOS:

Diferentes casas tradicionales e instalaciones municipales se acondicionan durante la Semana de Turismo. En ellas los vecinos y visitantes pueden contemplar todo tipo de artesanía tradicional y fotos y objetos antiguos, rescatados del olvido y que traen hasta Villanueva del Duque, recuerdos de un tiempo pasado, lleno de valores y de tradiciones.

3.CONCURSO DE DECORACIÓN DE FACHADAS TRADICIONALES:

Agrupadas en las categorías de antigua y de nueva construcción, los vecinos adornan las fachadas de sus casas, con macetas y diferentes objetos tradicionales. Un jurado selecciona a las dos mejores, que recibirán un azulejo identificativo que podrán lucir en la propia fachada. Con esta actividad se pretende concienciar a los vecinos de la importancia de cada uno de ellos dentro de la promoción y el embellecimiento de la localidad.

4.CONCURSO DE DECORACIÓN DE RINCONES TÍPICOS:

Sin duda, es la actividad más destacada de la Semana de Turismo Rural. Los vecinos recuperan los rincones más tradicionales del pueblo, en algunos casos reviviendo el aspecto que tenía antiguamente y en otros representando actividades o elementos de la vida de antaño. En estas dos ediciones se han recuperado colegios desaparecidos, tabernas olvidadas, barberías desconocidas, tiendas de comestibles, poblados de pastores, eras con sus burros y utensilios, huertos donde cultivar todo tipo de hortalizas, aguadas donde abastecerse del líquido elemento, antiguos lavaderos de ropa, y un sinfín de detalles que dan a conocer a los más pequeños la historia de su pueblo y llenan de emoción a los que ya ni siquiera recordaban que una vez, en nuestro pueblo, existían aquellos lugares y personas, que durante esta semana vuelven a la vida. En la última edición también se han llegado a decorar calles enteras con flores y utensilios antiguos que aún tiene la gente guardados en las “cámaras” de las casas.

Asociada a esta actividad, en Villanueva del Duque bulle la alegría, el jolgorio, las risas, las cenas a la luz de las candelas y en general los vecinos se reúnen como no hacían desde hace incontables años. Todo ello constituye principalmente el espíritu de esta Semana de Turismo Rural.

5.FERIA DE OFICIOS DESAPARECIDOS:

Durante el fin de semana, la Plaza del Ayuntamiento y sus alrededores se convierten en un mercadillo tradicional, jalonado de diferentes puestos y pequeñas carpas donde observar los oficios tradicionales que ya han desaparecido, los visitantes podrán ver como se fabrica queso, pan, helado, jabón o chozos de mimbre. Podrán contemplar, mientras desarrollan su oficio a la manera de antaño, al esquilador, al alfarero, al herrero, al sereno, al pregonero, al garbancero, al barbero, al picapedrero………

En la misma plaza del pueblo profundos túneles de mina y sus mineros esperan a los valientes que quieran adentrarse en ellos, rememorando el hacer de aquellos hombres que durante un tiempo convirtieron la localidad en uno de los pueblos más prósperos de España.

No falta tampoco la aguada, donde la aguadera, despacha fresca agua del Horcajo, mientras se cuida de mantener el orden en las colas de mujeres que van a llenar sus cántaros.

La mañana del domingo comienza con el “Desayuno Tradicional” en la típica Plaza del Verdinal, donde los asistentes pueden degustar dulces típicos de la localidad.

Y al caer la noche, por supuesto, la verbena, donde la copla resuena como si no hubiese pasado el tiempo, e incluso las marangas asustan a los vecinos mientras son perseguidas por los municipales.

Tampoco ha faltado la representación de una típica Boda Villaduqueña, con su serenata a la novia incluida, y ante la que se dieron una multitud de personas procedentes de toda la comarca. En la boda no faltaron los invitados, con sus propios cubiertos y servilletas, los padrinos, el coche antiguo, el baile, las hojuelas y … la luna de miel en “El Viñón”.

Nada falta en esta Semana de Turismo, donde Villanueva del Duque revive sus tradiciones y reivindica su lugar en la Comarca de los Pedroches y en la Provincia de Córdoba.