FIESTAS Y CULTURA

JUEVES
SANTO

El Jueves Santo es uno de los días grandes de la Semana Santa Villaduqueña. Los actos comienzan con la celebración de los Oficios en la Parroquia de San Mateo, donde se conmemora la Última Cena de Jesucristo con sus Apóstoles. Dentro de ésta celebración cabe destacar el lavatorio de los pies, que el párroco, tradicionalmente, realiza a los 12 hermanos de mayor edad de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Salvación. Serán éstos mismos los que, bajo palio, trasladen al Santísimo al Monumento al finalizar los Oficios. Éste monumento es realizado, en la misma Parroquia, por un grupo de mujeres de la localidad, los días previos, donde se sitúa el Sagrario el Jueves y el Viernes Santo. Será ante el Sagrario del Monumento, donde los miembros de las diferentes hermandades y cofradías de Villanueva del Duque, realicen turnos de vela la tarde-noche del Jueves Santo y la mañana del Viernes Santo.

Por la noche, de ésta misma Iglesia Parroquial de San Mateo sale la Procesión de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, terminando su estación de penitencia en la misma Parroquia. Ésta Hermandad es una de las más jóvenes de nuestra Semana Santa, pero no por ello de menor importancia.

La imagen que se lleva en procesión es la de Nuestro Padre Jesús Nazareno con la Cruz a cuestas. La imagen primitiva, fue donada en 1942 por D. Moisés López. En los comienzos de ésta hermandad, la imagen del Nazareno la sacaban en procesión los mineros de las Morras, y con el cierre de las minas desapareció por un tiempo la hermandad. Fue el impulso de un grupo de jóvenes de la localidad que en los años 70 toman de nuevo las riendas de la hermandad.

El hábito de los penitentes de ésta hermandad es una túnica y cubre rostro morado, con capa blanca. Llevan en su mano un cirio en forma de antorcha con las iniciales JHS grabadas. La Cruz de Guía abre la procesion y le sigue el estandarte de la hermandad. También salen en ésta procesión varios penitentes con grandes Cruces de Penitencia a hombros –éstos no llevan ni capa ni el “capirucho” de cartón, pero sí el cubre rostros y la túnica morada.

Desde el año 2003, la Hermandad del Nazareno –que es como se le conoce popularmente-, procesiona una imagen nueva, ya que la primitiva es de escayola policromada, y después de varias restauraciones, se encontraba en mal estado y corría el riesgo de romperse en cualquier salida procesional. La nueva imagen es una talla de cuerpo entero, realizada en madera de cedro, en la que destaca, además de la belleza de su rostro –réplica exacta de la antigua talla de escayola-, sus brazos articulados. Viste una túnica de terciopelo morado con bordados dorados. La imagen es portada por los Costaleros de la Hermandad del Nazareno sobre un paso de madera, entre el olor del incienso y las música cofrade que acompaña en todo momento el paso uniforme y acompasado de éstos costaleros.

La Hermandad del Nazareno, sale en su procesión del Jueves Santo con sus dos Bandas de Música. La Banda Infantil de Cornetas y Tambores de la hermandad irá en el principio de la procesión y tras al paso irá la Agrupación Musical de Nuestro Padre Jesús Nazareno, que cuenta en la actualidad con 52 miembros, que van vestidos con traje gris marengo con motivos dorados y morados en las mangas de la chaqueta y en la gorra de plato, con el escudo de la propia agrupación musical.

La Hermandad de la Virgen de los Dolores acompaña con nazarenas con túnica y cubre rostro blanco y con capa morada, portando el estandarte de la Hermandad, a la imagen de la Virgen de los Dolores. Ésta imagen viste este día con túnica blanca y un gran manto morado, ambos de terciopelo bordados en oro. Esta hermandad está formada exclusivamente por mujeres. Tradicionalmente procesionaban solamente el Viernes Santo.