La Casa de los Tiros ¿ o de la Sangre ? en Villanueva del Duque

By 5 mayo, 2009Curiosidades

Hace un mes nos enviaban una consulta a nuestra Web diciendo lo siguiente:

“Ha llegado a mi conocimiento una historia curiosa sobre un lugar denominado Casa de la Sangre o Casa de los tiros. Me ha resultado muy interesante y quisiera pedirles que me contaran lo que supieran de ella y si saben dónde podría ver fotografías antiguas, pues me dijeron que la edificación primigenia fue derruida. Tengo intenciones de visitar la localidad en breve y conocer in situ el lugar. Igualmente les agradecería que me informaran de si existen otras leyendas de similar naturaleza en el pueblo, pues también me han hablado de una especie de «fantasmas» que se aparecían por los caminos de la zona.”

La casualidad hizo que una usuaria de Portal Villaduqueño nos hiciera llegar un enlace a una web de fenómenos paranormales, llamada Madrid Oculto, donde también hacían referencia a esa casa, el texto de dicha web dice así:

 “En Villanueva del Duque (Córdoba) hace años, contaban una leyenda sobre esta gran casa , situada en el camino que te lleva a la Ermita de La Virgen de Guía o al cementerio . En épocas de la Guerra Civil esta casa estuvo llena de incidentes en su interior, primero fue usada como hospital, pero mas tarde al ser uno de los edificios mas robustos, fue utilizada por los defensores de la Villa como parapeto y cuartel de zona, donde se desarrollaron varias batallas y murió mucha gente.

Después de unos años de abandono cuando entró el personal del Ayuntamiento ya en épocas de paz, se dieron cuenta que la casa estaba llena de impactos de bala y sangre por todos los lados, la reformaron pintaron y la convirtieron en casa de baile, pues debajo de las escaleras apareció una mancha de sangre que no conseguían quitar, pintaron, picaron encima , echaron cal como es costumbre etc, pero la mancha seguía saliendo. Hace unos 10 años la reformaron totalmente y no he tenido la oportunidad de volverla a ver pero , si voy no dudéis que llamaré a la puerta de los nuevos dueños y les preguntaré”

La mencionada casa se encuentra haciendo esquina en las Calles Generales Carvajal y Miguel A. Blanco Garrido, en lo alto de su fachada tiene un gran letrero que dice “Villa Numancia” y efectivamente era conocida por la “Casa de los Tiros” debido al gran número de impactos de bala que tenía tras la Guerra Civil, sobre la historia de la sangre no sabíamos nada, ni tampoco si sigue habiendo algún fantasma en ella.

No obstante D. Ángel Rivero que fue el autor de la consulta que antes mencionaba, visitó nuestro pueblo y consiguió más información de toda esta historia, su contenido completo puede verse en este enlace, pero nosotros con su permiso la hemos extractado en nuestra web:

«Habría que remontarse a la dictadura de Primo de Rivera para saber de Vicente Laguna, comerciante numantino que se acercó al pueblo atraído por los miles de mineros que vivían en otro tiempo en la zona. Este personaje llegó a convertirse en alcalde del pueblo y haciendo uso de ese cargo construyó la casa con magnífico material granítico en un terreno que, según me comentaba Pascual Blasco, era propiedad del ayuntamiento. Durante la guerra civil el edificio fue usado como hospital y como cuartel general, mostrándome una ventana en la segunda planta donde colocaron una ametralladora, por lo que era destino de miles de disparos. Después fue cárcel, pasando por un posterior periodo de abandono.  

Pascual contaba con 61 años y calculaba que la casa había pasado a ser adquirida por su familia cuando tenía 18. Estaba llena de disparos y hasta con algún impacto de obús, pero en pie. Aún quedaban en el interior manchas de sangre de los cerca de 200 muertos que sacaron de allí. En las paredes pintadas recordando días de prisión o de hospitalización, que fotografiaron y no me pudo enseñar por no saber dónde las guardaba su familiar. Por ejemplo, bajo la escalera, en la parte blanca e inclinada de la misma, había unas manos marcadas de sangre de alguien que hubiera sido herido por la ventana y existían escalones de punta de madera con sangre manchándolos.  

La casa fue convertida en salón de baile y cine de verano pero nunca fue propiedad del ayuntamiento, como se creía en un principio»

Julio López para villanuevadelduque.com

Clic para ampliar

Join the discussion 8 Comments

  • Francis dice:

    Curiosa historia.
    Ya tenemos tema para Iker Jiménez.
    A ver si aparecen esas fotos.

  • jfdelafuente dice:

    También está la historia del Las Niñas del Chorrillo que se te aparecen de noche cuando subes a San Gregorio.

  • Julio López dice:

    Pues si te animas puedes contarla, seguro que es interesante.

    Por lo pronto a todos nos has dejado con la intriga.

    Un saludo:

  • clara dice:

    Ja, ja sería un buen tema para iker jimenez pero en esa casa no hay fantasmas o por lo menos yo vivo alli y no los he visto

  • jfdelafuente dice:

    Julio es broma. Es una historia de miedo que se ha inventado mi cuñado para asustar a mis hijas.

    Pero nunca se sabe. Se podría hacer realidas …. O aparece La Maranga.

    A ver si alguien se anima y escribe un libro con relatos y leyendas de misterio del pueblo.

  • juliolopez dice:

    Si alguien se anima a escribir sobre las marangas que mande un correo a info@villanuevadelduque.com y se lo publicamos.

  • Antonio dice:

    Si hubieramos sabido todo ésto antes … ¿quién se habría atrevido a ir al cine de verano que había en el patio de esta casa? Aunque pensándolo bien … quizá el mal sonido no se debía sólo a los malos altavoces sino a las psicofonías que hacían interferencias.

  • LDPL dice:

    Jfdelafuente… no es broma…ese charco que rezuma de barro negro, situado detras de la molina de Villanueva, es donde cayeron las dos niñas que iban por allí al atardecer y fueron mandadas a buscar a su padre que estaba en el campo trabajando, cayeron a la hendidura que alí se abría golpeándose ambas en la cabeza y quedando allí sus cuerpos inertes. Fueron encontradas por los pastores, y desde aquel fatal suceso, siempre que se humedece esa zona, ese riachuelo o humedal dicen que es el llanto de las niñas que moja la tierra en su desconsuelo, al atardecer incluso, operarios de la molina de Villanueva han acudido a la vuelta en escucha de esos lamentos , no encontrando a nadie más que ese barro húmedo y negro que horas antes no estaba.
    Esta historia es bien conocida, contada y difundida por los pastores de la zona.
    La bajada y luego subida de la carretera que lleva a San Gregorio ha sido tambien el escenario de aparición de un par de nubes con forma de mujer que se desplazan como si buscaran algo… (en ojos de las gentes que allí tienen las ovejas y huertos).

Leave a Reply