INFORMACIÓN GENERAL

PATRIMONIO
NATURAL

Villanueva del Duque aporta múltiples y diferentes posibilidades para el aficionado a la naturaleza. Su extenso término municipal da lugar a una gran variedad paisajística y biológica.

Al norte predominan grandes superficies desarboladas y de horizontes lejanos, cubiertas de plantas de escaso porte, con predominio del cultivo del cereal. En estas zonas, se observan aves como la calandria, el triguero, el sisón, el aguilucho o la avutarda, todas ellas muy habituales y características de ecosistemas esteparios.

Más al sur, nuestro paisaje se caracteriza por grandes extensiones de encinares adehesados en los que los meses de otoño e invierno se pueden observar las piaras de cerdo ibérico alimentándose de bellotas. Pequeños arroyuelos recorren nuestra dehesa, destacando el nacimiento del río Cuzna. La parte más elevada la compone la sierra, donde destacan por su belleza paisajística parajes como el Cerro Sordo, la Sierra del Viñón, el Cuartanero, el Cerro del Gavilán, la Romera, el Manchego, las caleras, etc. Su cubierta vegetal está constituida por extensos pinares, acompañados de matorral noble como la coscoja, la cornicabra o la madreselva, madroños y durillos, todo ello en las laderas más umbrías, y en las solanas de jara pringosa, el lentisco y las aulagas. Este paisaje se rompe en algunas zonas con pequeños olivares. En las laderas de vegetación más espesa encaman los jabalíes y los ciervos. En esta sierra son comunes aves como grajillas y cernícalos vulgares. Es posible encontrar águilas perdiceras y buitres leonados que suelen posarse en los salientes rocosos.