FIESTAS Y CULTURA

CULTURA
POPULAR

Tan viva como abundante, en ella resaltan las múltiples manifestaciones folclóricas y populares que mantienen la identidad de las gentes de este pequeño municipio.

Los valores que perviven abarcan desde la artesanía, con la transformación de mamadera, trabajos en forja, …, hasta el hábitat rural y la arquitectura –caracterizada por el uso del granito en las construcciones y las casas de bóvedas- , aportando, además, canciones tradicionales, fiestas populares, deportes autóctonos, mitos, leyendas y un romántico apego a una naturaleza cargada de símbolos rurales.

Por la situación geográfica de Villanueva del Duque, tenemos una cultura popular fruto de la proximidad al límite fronterizo de Extremadura, Castilla la Mancha y nuestra Andalucía. Si bien en la actualidad, en nuestras fiestas fundamentalmente, estamos muy identificados con todo lo que significa Andalucía; en nuestra arquitectura popular y en las antiguas tradiciones villaduqueñas se aprecia la influencia o cercanía con las provincias de Ciudad Real y Badajoz.

Muestra de esto son nuestras antiguas Jotas Villaduqueñas, que en la actualidad un grupo de mujeres y de jóvenes de nuestra localidad han rescatado del olvido tanto el baile como la letra y música. Estas jotas se bailaba en las fiestas en honor de la Virgen de Guía, así como en las veladas cortijeras, en la época de recolección de las aceitunas. Así como las Sevillanas que se cantan popularmente a la Virgen el 14 de agosto de camino a Villanueva del Duque.

Sevillanas a la Vírgen de Guía

1. La gente de Villanueva sale a esperar a su Virgen, sale a esperar a su Virgen,
la gente de Villanueva con el corazón abierto, “pa” darle la bienvenida a la que guía su pueblo.

Porque el camino es muy duro, porque el camino es muy duro,
sin nuestra Virgen de Guía, que nos llena de esperanza, de ilusión y alegría.

¡ Ay ¡ Virgencita de Guía, voy a portarme en la vida como tú quieres que sea,
Tu sencillez me ha enseñado a ser cristiano de veras.

2. Cansaos pero contentos, y en los ojos lo he notao, cansaos pero contentos y en los ojos lo he notao vienen llenos de la gracia, la Virgen le ha derramao bendiciones de esperanza.

No te afanes en el dinero, no te afanes en el dinero, confíate siempre a ella, ya verás como muy pronto se resuelven tus problemas.

¡ Ay ¡ Virgencita de Guía, voy a portarme en la vida como tú quieres que sea, tu sencillez me ha enseñado a ser cristiano de veras.

3. Huele a albahaca y a romero, y traes la cara morena, y traes la cara morena, viene con sueño y cansao llegando ya a Villanueva, aunque el camino se acorta cuando a hombros tú la llevas.

Perdona a to el que te ofenda, perdona a to el que te ofenda y ayuda al que necesite, que seas siempre un hermano como en éste día fuiste.

¡ Ay ¡ Virgencita de Guía, voy a portarme en la vida como tú quieres que sea, tu sencillez me ha enseñado a ser cristiano de veras.

4. Se oyen “vivas” a la Virgen, a la entrada de mi pueblo, a la entrada de mi pueblo, se oyen “vivas” a la Virgen de la gente que la espera, todos los villaduqueños en el corazón la llevan.

Y aunque eres chiquitita, y es que aunque eres chiquitita, a todos de amor nos llenas, a los que estamos aquí y a los que se encuentra fuera.

¡ Ay ¡ Virgencita de Guía, voy a portarme en la vida como tú quieres que sea, tu sencillez me ha enseñado a ser cristiano de veras.

Jotillas Villaduqueñas

En la iglesia manda el cura, en el lugar el alcalde.
En mi casa mando yo, pero en mí no manda nadie.
Ay que sí, que sí, ay que no, que no;
Que si tú tienes huerto, Jardín tengo yo.
Jardín tengo yo, jardín tengo yo.
Ay, que sí, que sí; ay, que no, que no.
La rosa que te “trají”, no te la fuera “trajío”.
En esa cabeza “gordi”, no te la fueras “ponio”.
Ay que sí, que sí, ay que no, que no;
Que si tú tienes huerto, Jardín tengo yo.
Jardín tengo yo, jardín tengo yo.
Ay, que sí, que sí; ay, que no, que no.
De Villanueva lo quiero, de Villanueva lo amo;
Porque los de Villanueva, tienen la miel en los labios.
Ay que sí, que sí, ay que no, que no;
Que si tú tienes huerto, Jardín tengo yo.
Jardín tengo yo, jardín tengo yo.
Ay, que sí, que sí; ay, que no, que no.
Los aceituneros del Viñón, y también del Cuartanero;
Le traen aceite a la Virgen, “pa” que lo encienda el santero.
Ay que sí, que sí, ay que no, que no;
Que si tú tienes huerto, Jardín tengo yo.
Jardín tengo yo, jardín tengo yo.
Ay, que sí, que sí; ay, que no, que no.
Echemos la “despedía”, con un costal de bellotas;
Que se las coman las guapas, que están cantando las jotas.