INFORMACIÓN GENERAL

PARROQUIA DE
SAN MATEO APÓSTOL

Es el edificio principal del municipio. No se sabe a ciencia cierta su año de fundación, aunque ya en 1551 estaba perfectamente construida tanto en su nave, como la torre y el coro.

El templo presenta una planta de cruz latina. Consta de una sola nave cubierta por  bóveda de medio cañón ( que sustituye a una antigua cubierta de madera ) sostenida por arcos y pilares de granito. Además, posee un hermoso y sobrio ábside, separado de la nave por un arco de medio punto, y una serie de pequeñas capillas adosadas a la nave, que son de época posterior.

CAPILLA MAYOR

El prebisterio, es de planta cuadrada, cubierto por una bóveda de media naranja, apoyada sobre cuatro arcos de granito de medio punto, los cuáles aparecen sustentados sobre grandes pilares también de granito.

Las obras de esta capilla mayor se concertaron con Hernán Ruiz en 1581, pero debido a problemas económicos no se acabaron hasta 1632 gracias a la intervención del rey Felipe IV y atendiendo , aunque respetando su antiguo orden,  a las directrices del maestro Juan Murillo.

El retablo primitivo estaba construido en madera y era de tres cuerpos, albergando las imágenes de San Mateo acompañado por dos ángeles dorados y un crucifijo con la imagen de la Virgen y San Juan. El Sagrario, por su parte, era de madera de talla con las imágenes de los doce apóstoles y un pequeño Cristo.
Durante la guerra civil, se incendió el templo y ardió tanto el retablo, como el Sagrario y la mayoría de sus imágenes, en esos mismos años, su nave sirvió de refugio ante los continuos bombardeos que sufrió el municipio.

El retablo actual es de 1954 y fue realizado, dentro de los parámetros del neoclasicismo, en madera, por Joaquín Sánchez Jurado y Antonio Calderón, siendo recubierto de pan de oro alemán, por Ángel Rodríguez Fernández. Costó 250.000 pesetas.

El altar fue esculpido en elegante granito por un picapedrero local Manuel López, sus pies tienen forma de V y representa el triunfo de la Resurrección de Cristo.
Bajo la bóveda se alza, imponente, una lámpara de forja, realizada por Baldomero Moreno en 1984 como consta en la inscripción que en ella aparece.

PORTADAS

El templo consta de dos portadas: LA PORTADA DEL EVANGELIO y LA PORTADA OCCIDENTAL, que es la principal entrada al templo.

La primera, enmarcada entre dos contrafuertes, es de una gran austeridad, como corresponde a un quinientos temprano. De ella, convendría destacar su arco de medio punto, de granito, marcado por dovelas, las pilastras laterales y el frontón partido, que remata magistralmente el conjunto.

La segunda presenta una sencillez mayor. Sobre ella se levanta la torre-campanario, que se encuentra sin terminar, pues su último cuerpo, el que alberga cuatro campanas, es de ladrillo rojo ( y no de granito ) y está rematado por cuatro pináculos, iguales, de ladrillo, coronados por una bola de granito.

Las cuatro campanas, ordenadas de mayor a menor son la de María de Guía, la de San Blas, de San Jacinto y de San Rafael.

Además de todo lo descrito, dentro del bello y variado patrimonio de nuestra iglesia, destaca una cruz parroquial del siglo XVII, sin punzonar, con nudo gallonado, brazos rectos y decoración geométrica; un sobrio juego de vinagreras, realizado por Antonio Castejón en 1888 en estilo neoclásico; un caliz de 1939, con medallones y cabecitas de querubines; una custodia, de gran tamaño, con decoración floral, y un cáliz a juego, ambos neobarrocos, de 1943; una pila bautismal de granito, con decoración ondulada y rosetones, sostenida sobre un pie octogonal, y un bello confesionario realizado por un carpintero de la antigua villa de Torremilano.

ERMITA DE LA
VIRGEN DE GUÍA

ERMITA DE
SAN GREGORIO

PARROQUIA DE
SAN MATEO APÓSTOL

OTROS LUGARES
DE INTERÉS