INFORMACIÓN GENERAL

OTROS LUGARES DE
INTERÉS

CRUCES, POZOS Y FUENTES

Uno de los lugares típicos de nuestro pueblo lo forman las Cruces de Granito que hay distribuidas por todo el casco urbano de nuestra localidad. Las cruces de granito señalaban tradicionalmente la entrada y salida de Villanueva del Duque. Estaban situadas en lugares estratégicos que marcaban los puntos cardinales. La tradición dice  que eran construidas con el fin de proteger a la población de los males exteriores: epidemias, enfermedades o incluso de la presencia demoníaca. Son un símbolo cristiano protector, construidas generalmente en piedra y de tremenda austeridad.

La Cruz de la Fuente Vieja, que se alza al término de la calle conocida popularmente con el mismo nombre, hoy Reyes Católicos, al inicio del antiguo camino de Alcaracejos. Esta cruz señala como punto cardinal el Este de Villanueva del Duque.

Siguiendo un rumbo distinto, en dirección Sur, tomamos el empinado camino a la Cruz de San Gregorio, junto a la ermita dedicada al Santo. Es de piedra de granito como las demás, y al estar situada en un altozano es un perfecto mirador natural de los pueblos de los alrededores.

Más allá de la calle Ventura, hacia el Suroeste, se encuentra la Cruz de la Dehesa. En sus piedras se sientan nuestros mayores para charlar de sus asuntos y de los del pueblo, tanto que se la conoce popularmente como “La Moncloa”.

La Cruz del Cerrillo era entrada y salida hacia Belmez, Hinojosa … Cuando se construyó estaba situada a las afueras de la localidad como las demás cruces, solo que en la actualidad está rodeada de viviendas. Aún hoy se conserva el nombre de la calle Ronda Cerrillo.

La Cruz del Paseo está incluida dentro de Parque Infantil del Paseo Aurelio Teno, justo antes de adentrarse camino de la ermita de la Virgen de Guía por dicho paseo. En el pie de ésta cruz de granito figura el año de su construcción 1943 y las iniciales MDL, ya que fue encargada por Dña. Maria Dolores Leal en cumplimiento de una promesa.

También contamos con varios pozos o fuentes públicas, que en su día sirvieron para surtir de agua a los vecinos de Villanueva del Duque, y que hoy en día se conservan como piezas de nuestra historia, adornando los diferentes rincones de nuestro pueblo con sus brocales de granito tallado a mano.

Los pozos más populares son: Pozo del Verdinal, Pozo de la Fuente Vieja y Pozo del Morconcillo, aunque también existen otros pozos y fuentes públicas, ya fuera del casco urbano, como son el Pozo del Egido, la Fuente del Paseo y la Fuente de Guía.

No podemos dejar de mencionar la Fuente del Viñón, que a diferencia de todas éstas otras no tiene brocal, sino que está a ras de suelo, y está situada a los pies de las Sierra del Viñón, de la que toma su nombre. Ésta fuente se encuentra rodeada de álamos y eucaliptos en un paraje de especial belleza, y aunque está alejada del casco urbano goza de una gran popularidad entre los villaduqueños.

Y por último, no podemos dejar de mencionar, también dentro del casco urbano, uno de los rincones más típicos y más añorados en Villanueva del Duque: “El Callejón de la Peñalá”. Se trata de un callejón sin salida, en cuyo suelo se pisa directamente un enorme batolito de granito que aflora justo en éste lugar. Fue un rincón muy peculiar durante el pasado siglo XX. El Ayuntamiento de Villanueva del Duque, ha restaurado e inaugurado el pasado 25 de Marzo de 2007, este bello y entrañable rincón de nuestro pueblo, aproximandolo a lo que en su día fue. Aunque las nuevas construcciones que se han realizado en su interior han hecho imposible su réplica exacta, es un lugar de obligada visita para quien venga a nuestra localidad.

ERMITA DE LA
VIRGEN DE GUÍA

ERMITA DE
SAN GREGORIO

PARROQUIA DE
SAN MATEO APÓSTOL

OTROS LUGARES
DE INTERÉS